Error
  • JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 826
Miércoles, 14 Mayo 2014 21:26

Turismo Activo

Escrito por 

Una interrelación directa es lo que existe en el turismo de aventura con el turismo activo, en efecto no se puede dividir estas dos actividades que son muy similares entre sí pero no necesariamente son las mismas, el turismo activo involucra una participación directa y como su nombre lo dice activa en la actividad turística programada pero no necesariamente vinculada a la actividad turística de aventura.

La actividad turística de aventura tiene como principal actor al cliente (turista) el jamás será un espectador sino personaje principal de nuestra actividad, a manera de complemento el turismo activo involucra directamente en la actividad de aventura pero es mucho más amplia, entiéndase de manera general en una característica de esta actividad que en cualquiera de sus fases incorpore a los turistas en actividades directas siendo ellos el centro no espectadores.

Ampliemos de manera académica y formal un poco más de estos razonamientos.

 

Turismo Activo
De manera general en las definiciones de turismo activo se encuentran aspectos muy ligados a la práctica del turismo de aventura, en términos generales involucra a una participación activa y directa del turista. Probablemente se puede considerar que el turismo de aventura puede tener la categoría de ser la representación más genuina de la concepción de turismo activo, sin embargo este puede implicar una gran variedad de actividades y tipologías del turismo que no impliquen necesariamente la noción del riesgo aparente o real y su búsqueda deliberada por los participantes.
José Manuel Aspas (2001) en su libro denominado “Deportes de Aventura”, realizo una definición conceptual que en la parte pertinente determina que “Es activo (en referencia al turismo) porque es fundamental la participación directa del protagonista, y no la mera contemplación de espectáculos deportivos”.


Existen otras definiciones institucionales que abarcan en cierta medida la concepción del turismo activo, así en el Decreto 77/2005 de fecha 28 de junio de Castilla – La Mancha el mismo que indica “se considerarán actividades de turismo activo, aquellas turístico – deportivas y de ocio que se practiquen sirviéndose básicamente de los recursos que ofrece la propia naturaleza en el medio en que se desarrollan…”
Otra definición institucional define al ámbito del turismo activo de la siguiente manera: “se consideraran actividades propias del turismo activo las relacionadas con las actividades deportivas que se practican sirviéndose prácticamente de los recursos que ofrece la naturaleza en el medio en que se desarrollen, a las cuales es inherente el factor de riesgo o cierto grado de esfuerzo físico o destreza.”


En términos generales el turismo activo tiene como esencia la participación dinámica, directa e intensa de los turistas en la ejecución práctica del turismo. La denominación de turismo activo es todavía desconocida en el ámbito del Ecuador, sin embargo es conocida de manera común en España y en los países anglosajones, en estos se lo conoce como activity holiday.


El turismo activo centra su filosofía en el cambio de escenario de los turistas convirtiéndolos de sujetos pasivos en unos casos a sujetos activos. El papel del turista en la actividad es sumamente importante ya que siente de manera personal e intensa la actividad turística convirtiéndose inclusive en una experiencia de vida única.


Una de las características especiales de la denominación de turismo activo es su relación intrínseca con el medio ambiente natural y cultural del destino o zona turística, esta misma relación obliga a incorporar el principio de sostenibilidad turística en todas sus actuaciones debido a su influencia e impacto en zonas geográficas rurales y la vinculación con las comunidades sean beneficiarias directas o indirectas de la actividad turística.


Una de las definiciones que abarcan una totalidad de concepto de turismo activo es la siguiente: “modalidad turistica, de organizar nuestras vacaciones, donde existe un claro protagonismo de las actividades físicas o deportivas, con un carácter lúdico – recreativo, que se practican y desarrollan en un ambiente de amistad, compañerismo, cooperación, utilizando normalmente los recursos de la naturaleza, en situaciones ambientales muy diversas: tierra, agua, aire, hielo; con frecuencia aparece el factor de cierto esfuerzo (Junta de Andalucía, Decreto 20, 29 de Enero 2002, Turismo en el medio rural y turismo activo, Art. 4) físico, la emoción, el riesgo, espíritu de aventura, superando ciertos retos. Muchas de sus actividades requieren de ciertas destrezas y habilidades físico – deportivas por parte de sus practicantes.”


Esta última definición engloba de manera conceptual una amplia concepción del turismo activo, la misma que abarca todas aquellas cualidades que son características de esta tipología de turismo.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Juan Manuel está:

Ricardo está:

facebookyoutubetwitter

Inst-300-x-600-px